Las obras en la Plaza del Ayuntamiento, que arracaron este pasado lunes 4 de mayo, han dejado al descubierto la memoria y los recuerdos de Valencia. El trazado por el que el viejo tranvía recorría la plaza ha quedado al descubierto mientras se levantaba el asfalto.

El antiguo empedrado ha quedado al descubierto y sobre él las antiguas vías por las que transcurría este medio de transporte de inicios del siglo XIX. El alcalde de Valencia, sin embargo, ha destacado que «el trabajo es de superficie», y que no se han hecho catas arqueológicas en la plaza.

Foto: Ayuntamiento de Valencia

Las obras de esta emblemática plaza la convertirán en el nuevo gran espacio peatonal de Valencia, restringuido al tráfico. Estos trabajos darán un aspecto de color rojizo a la zona peatonal para diferenciarla del resto de viales del enclave.

 

 

Fuente: Valencia Secreta