Paella Despedida Sr. Embajador

La Asociación Comunidad Valenciana de Montevideo realizó un merecido homenaje al Sr. Embajador de España en el Uruguay

 

El domingo 16 de abril, a mediodía, la Asociación Comunidad Valenciana de Montevideo, organizó una merecida despedida al Sr. Embajador de España, D. Roberto Varela Fariña, dado su inminente cese de funciones en el Uruguay, los primeros días del mes de mayo.

A pesar de la Semana de Turismo y de ser domingo de Pascuas, los salones de la institución se vieron colmados de socios y amigos que quisieron homenajear al Sr. Embajador, como él realmente merece. La opinión es unánime en el colectivo español, en cuanto a la persona del Sr. Embajador, quien supo ganarse el respecto y el afecto de todos quienes tuvieron la oportunidad de conocerle. Su calidez, su don de gentes, su sencillez y, por sobre todas las cosas, su permanente apoyo a todas las instituciones españolas en el Uruguay, muy especialmente al Hogar Español.

Cada mes de abril, en la tradicional paella mensual de la Asociación, se celebra la Fiesta de Moros y Cristianos de Alcoy, donde se proyectan videos alusivos a la fecha, con los desfiles de las impresionantes marchas y trajes moros, así como los cristianos. En esta ocasión, también se proyectó durante toda la jornada, varios videos de la fiesta de Alcoy del año 2016, dado que se lleva a cabo entre los días 21 al 24 de abril. Esta celebración tiene su origen en la Batalla de Alcoy producida en 1276 a las puertas de la ciudad y que tradicionalmente se supone que enfrentó a los habitantes de Alcoy con las tropas del caudillo musulmán Al-Azraq. Cuenta la leyenda que en el momento clave de la batalla apareció la figura de San Jorge a lomos de un caballo sobre las murallas de la ciudad y que su figura decidió el resultado de la batalla. Por esto, San Jorge también fue nombrado patrón de estas fiestas y se celebran festividades en su honor el día 23 de abril. Como parte de estas celebraciones en honor a San Jorge, se organizan las fiestas de Moros y Cristianos, organizadas por la Asociación de San Jorge, desde al menos el año 1883 en que como tal aparece documentada.

El chef de la institución, Mariano Martínez Grimalt, nieto de valenciano, fue el encargado, una año más, de elaborar la tradicional paella (dos mixtas y una valenciana), que cada tercer domingo del año, se degusta en la sede social. En esta oportunidad, utilizó el arroz “bomba”, típico arroz de la Comunidad Valenciana, producido en el departamento de Artigas.

Una vez finalizado el almuerzo, la Sra. Presidente de la Asociación, pronunció un emotivo discurso de agradecimiento, reconocimiento y homenaje a la persona del Sr. Embajador, a quien consideró como un amigo personal y una excelente persona. Destacó el permanente apoyo de la Embajada a todos los eventos organizados por la institución: “Día de la Comunidad Valenciana”, en varias salas de Montevideo; “Charla sobre Joaquín Sorolla”, donde la enriqueció con su interesante aporte, cuando comentó que él era cónsul general de Nueva York en el año 2008 y organizó la exposición itinerante “Visión de España”, de 14 monumentales murales de Sorolla, por varias ciudades de España. Asimismo, abrió las puertas de la Embajada para recibir a la Coral Divisi, de la ciudad de Valencia, quienes brindaron un cálido concierto, en un marco inmejorable, para socios y amigos del colectivo valenciano en el Uruguay. La Sra. Mariela García Boronat culminó su discurso manifestándole al Sr. Embajador que la Asociación Comunidad Valenciana en el Uruguay siempre será su casa y que ocupará un lugar muy especial en el corazón de todos quienes tuvieron la oportunidad de conocerle.

Dado su exquisito gusto por el arte, la Sra. Presidente, junto al resto de la comisión directiva y masa social, le obsequiaron un objeto decorativo, en forma de pez, realizado a mano, con reproducción de una obra del pintor uruguayo, Joaquín Torres García.

El Sr. Embajador agradeció el presente y se mostró muy emocionado con la acogida realizada por la institución, con quien siempre se sintió muy a gusto y cercano.

Por último, junto con el ”cremat”, tradicional postre de la casa, se sirvió un huevo de pascua, alusivo a la fecha.